Desierto de gorafe

El desierto de Gorafe

El desierto de Gorafe se encuentra perfectamente definido y delimitado por dos grandes ríos: al este (oriente) el Guadiana Menor y al oeste (occidente) el río de Gor. Dentro de este conjunto o espacio físico hay dos zonas geológicamente muy diferentes y con claras diferencias paisajísticas: una, la emplazada en la parte más occidental, al oeste y próxima al Río de Gor, en la que dominan las arcillas rojas y los grandes cañones, alguno de más de 150 metros de desnivel; y, otra, emplazada en la parte más oriental, al este y próxima al Río Guadiana Menor, en la que dominan las arcillas blancas, siendo de menor altura los cañones y con aspecto más pulimentado por el tiempo. Un lugar de gran belleza dentro de la zona de las arcillas rojas es el paraje de Los Coloraos, lugar con el que se conoce uno de los más bellos parajes del desierto de Gorafe, que son llamados así por los característicos colores que tienen los cañones de arcilla roja que se localizan en este lugar. También son las paredes de mayor desnivel del valle y permiten apreciar en su visionado la estratificación (registro geológico) que dejó el gran lago interior de la Depresión de Guadix-Baza que aquí existió, a lo largo de los millones de años en que los estratos del lago se fueron acumulando en su cubeta.